Alfredo Zarazaga «Retratos de Habitantes del Corral»

Alfredo Zarazaga «Retratos de Habitantes del Corral»

La ceremonia de apertura tendrá lugar el sábado 29 de junio de 2019, a las 18,30h.

La Exposición de pintura de Alfredo Zarazaga «Retratos de Habitantes del Corral» es la metáfora de un problema global desde un punto de vista local.

Exposición:

Del 29 de junio al 21 de julio, 2019 – artAmore Sitges

Abierto de martes a domingo 10.30h a 14h y de 17h a 20.30h

C/ de les Parellades 57 – 08870 Sitges

info@artamoresitges.com – www.artamoresitges.com

Alfredo vive frente al cordón dunar de Chipiona, que es lo único que le separa de una de las playas con corrales de pesca que todavía quedan en la costa de Cádiz, bañada por el Atlántico.

Alfredo nos presenta retratos de los habitantes del corral, pequeños seres que día a día van desapareciendo, debido al mal uso que hacemos del planeta. Camarones, cangrejos, etc. que observa detenidamente y sobre papel de grabado, con su pintura, les da una textura de agua.

Con estos retratos Alfredo quiere dar la importancia que merece todo ser marino, que por muy pequeñito que sea es parte de ese TODO del que todos formamos parte. Representan el vestigio de la riqueza natural y de subsistencia que fueron los corrales.

Su trabajo, siempre proyecta un mismo concepto: “Pertenecemos a un TODO”. Este concepto analizado, es el resultado de su andadura, utilizando distintos materiales y soportes (escultura, pintura, dibujos y grabados) y trabajando materiales reciclados, que le permiten reutilizar algo ya desechado y darle una segunda oportunidad, convertirlo en un “objeto” único y con un sentido distinto a su “vida” anterior.

Alfredo nos dice:

Creo que nos damos pocas segundas oportunidades. Trabajando materiales reciclados me permite reutilizar algo ya desechado y darle una segunda oportunidad, convertirlo en un “objeto” único y con un sentido distinto a su “vida” anterior.

Al mismo tiempo abordo el tema de la superproducción, el exceso de consumo. El usar y tirar que estamos viviendo, acabando con los recursos naturales del Planeta y generando toneladas de basura cada día. Pensar que eso no afectará a la Humanidad por completo, es un error que ya estamos pagando.

Estudiar el material, su naturaleza, facultades físicas, límites, la sensación que transmite, sí sé de dónde vino o a qué perteneció, genera un diálogo que se convierte casi en un juego. Un juego de investigación, de encuentro y desencuentro, de sorpresa y recelo, hasta llegar al “objeto” en su punto justo, ni más ni menos. Ver como ya no necesita de mí para “funcionar” por sí mismo, es muy gratificante.”